Alguna vez te has preguntado como lo hicieron? Starbucks

entry.name
Sarita A

Ingeniera

Nos encanta el emprendimiento, nos encanta contar historias que nos hacen poner la piel de gallina pero sobre todo nos encanta darles un espacio en Enupal a estos grandes hombres y mujeres que han sabido ir más allá de su zona de confort y arriesgarse. Tenemos que ir un poco mas allá e indagar sobre cada una de estas empresas u organizaciones para saber como lo hicieron y como una idea se transformo en un negocio que vale miles de millones de dolares. Por eso nos complace y nos llena de orgullo contarles como estas personas han cambiado y revolucionado en el mundo de una u otra manera.

Starbucks, que debe su nombre  a unos de los clásicos Moby Dick de Melville (Novela del escritor Herman Melville publicada en 1851 que narra la travesía del barco ballenero Pequod,).  Esta idea de negocio que arranco en 1971 cuando tres jóvenes empresarios el profesor de inglés Jerry Baldwin, el profesor de historia Zev Siegel, y el escritor Gordon Bowker decidieron abrir una pequeña tienda donde vendían café en grano en el mercado central de pike en Seattle (es la ciudad más grande del estado de Washington, en el noroeste de los Estados Unidos de América) la cual a lo mejor nadie llego a imaginar que se convertiría en una de las mayores empresas de cafés del mundo.

Los tres fundadores Iniciales de Starbucks: Zev Siegl, Jerry Baldwin y Gordon Bowker
Los tres fundadores Iniciales de Starbucks: Zev Siegl, Jerry Baldwin y Gordon Bowker

En sus inicios se convirtió en una prospera empresa de Seattle, con cinco tiendas detallistas, un pequeño molino y un negocio mayorista que vendía café a los restaurantes locales. Ahí fue cuando Howard Schultz recibió una invitación para entrar en el negocio. En ese entonces Schultz era vicepresidente de operaciones para Estados Unidos, en Nueva York, de Hammarplast una empresa Sueca de artículos para el hogar. Y como Schultz tenía ganas de irse de Nueva York acepto el cargo y se mudo a Seattle.

Schultz (2011) afirma en su libro El desafío Starbucks:

“Crecí en los barrios pobres de Brooklyn, Nueva York, curse estudios en la universidad que yo me pague y me traslade a Seattle, Washington con mi esposa Sheri tras aceptar el puesto de director de marketing de una pequeña compañía cafetera llamada Starbucks. Me pase las primeras semanas trabajando en la tienda de Pike Pleace, aprendiendo todo sobre el café, llenando pequeñas bolsas con granos de café que cogía con una palita. Pero fue un viaje a Italia donde descubrí por casualidad mi verdadera pasión. Mientras visitaba pequeñas cafeterías en Milán o Verona me maraville de la capacidad que una pequeña taza de café puede tener para conectar a dos personas y crear una comunidad entre ellas, y a partir de ese momento decidí llevarme conmigo de vuelta a estados unidos el café de primera clase y el romanticismo de las cafeterías italianas”. (p.8)
Howard Schultz
Howard Schultz

Y es aquí donde muchos no creyeron en su visión, ya que para ese entonces Starbucks no vendía café como bebida sino solo café en grano y molido, así que lo más sensato en ese momento fue abandonar Starbucks ya que se sentía frustrado porque lo que el soñaba no era precisamente lo que estaba haciendo en Starbucks. Pasado un tiempo el decide regresar a Italia para volver a llenar aquella idea de inspiración nuevamente, recorrió café tras café sin dejar de soñar y sentir esa idea hecha realidad. Y decidió abrir su propia cafetería  en abril de 1986 preparando cafés expresos y otras variantes únicas en el mercado con esa ilusión y ese romanticismo envuelto en ideas que aquel viaje le había dejado, llevando por nombre iL Giornale, por un periódico Italiano.

Al poco tiempo y tras decidirse por otro negocio, los socios originales deciden que quieren vender Starbucks, y esto llego a oídos de Schultz quien en ese momento no contaba con el dinero suficiente para adquirirlas, pero esto no fue una limitación ya que Schultz decidió buscar inversores locales y finalmente le venden  Starbucks a Schultz por 4 millones de dólares aproximadamente y compro los 6 establecimientos que poseían y su planta tostadora de café, decide cambiar el nombre de todas sus cafeterías y generar una misma idea en cada una de ellas. A finales de ese año en 1987 tenían once tiendas, cien empleados y el sueño y la pasión de crear una marca de ámbito nacional.  Y así como comenzó este negocio tan famoso que hoy en día sigue apostando por brindar más que un café.

En la actualidad Starbucks, engloba muchos puntos de venta y es el principal proveedor del mejor café del mundo, con más de 23.000 tiendas en 67 países. La transformación que sufrió Starbucks en manos de Howard Schultz se debió  en parte a esa chispita en su corazón de un sueño y a correr un riesgo. La insaciable necesidad de hacer realidad su sueño, lo convirtió en un éxito.

No obstante no se le puede atribuir un solo factor. La perseverancia, los tiempos, la planificación cuidadosa y un poco de suerte han contribuido al negocio lucrativo del presente, para Schultz, los sueños y la visión dictaban cautela, ser emprendedor no significaba actuar a tontas, a lo loco ni correr riesgos innecesarios, Creo una visión inicial de su empresa la cual ha respetado fielmente desde entonces. Stoner (2000). 

Y es así como un viaje no solo nos permite conocer nuevas culturas, interactuar con otras personas sino también salir de nuestra zona de confort para dar a la imaginación un abanico de nuevas ideas que se transforman en oportunidades e ideas de negocios. 

En particular mi experiencia ha sido asombrosa al estar en algunas de sus tiendas, no soy de tomar mucho café, pero mi favorito de Starbucks es el café mocha chocolate blanco, y un delicioso cheesecake! 


¿Cual es el tuyo?

Cafeteria Starbucks
Cafeteria Starbucks

En los ultimos años, Schultz ha ido expandiendo su cadena de cafeterías con el fin de incorporar más de 21.000 tiendas en 65 países vale la pena acotar que ninguna se encuentra en Italia, para la fecha se plantea que para finales del 2018 entrara en Italia con un local de lujo en Milan. Estará ubicado en la antigua oficina de correos de Milán, cercano a la Piazza del Duomo, en el centro de la ciudad. Según comentó Schultz, "siempre ha habido un eslabón perdido entre el éxito que hemos tenido y nuestro crecimiento y desarrollo porque no habíamos entrado en Italia".

“Sentía que no estábamos preparados para venir a Italia”, admitió Schultz en una entrevista con la Associated Press. “Considero que Italia es un sitio especial. Respeto enormemente la tradición del café italiano y la cultura italiana, y me pareció que teníamos que ganarnos el respeto, la oportunidad, y creo que con el correr de los años hemos llegado a un punto en el que estamos listos para venir”. Lee la nota completa aqui:

Y es así como un viaje no solo nos permite conocer nuevas culturas, interactuar con otras personas sino también salir de nuestra zona de confort para dar a la imaginación un abanico de nuevas ideas que se transforman en oportunidades e ideas de negocios.


"Crece con disciplina. Balancea tu intuición con rigor. Innova alrededor del núcleo. No aceptes el status quo. Encuentra nuevas formas de ver. Nunca esperes la bala de plata. Ensucia tus manos. Escucha con empatía y comunica con transparencia" - Howard Schultz -

Bibliográfia 

Schultz, (2011) "El desafío Starbucks"

Stoner, James; Freeman, Edward y Gilbert, Daniel, Administración, 6a Edición, 2005, Prentice Hall, México.


Posts Relacionados


Comentarios